Llamó a mi primera entrada en este blog “Dia cero”, porque es el dia que después de mi separación lo vivo como un individuo y no como parte de una pareja.

Saben, al principio del dia sentia un dolor horrible, empacar mis cosas, ver por ultima vez el lugar donde vivi.

Pero lo que hizo que se me encogiera el corazón, que se me salieran las lagrimas, fue escuchar a todo momento a Moka, mi gata, que lloraba por que la viera, iba a un lado, y me seguia y lloraba. 

Sera qué presintió lo que estaba pasando? No lo se, pero fue uno de los momentos más tristes de mi vida.

Tome mi camioneta, y me enfile a San Cristobal de las casas, donde vivire por una temporada. 

En la carretera pensaba en todo lo que paso, lo malo y lo bueno. Los buenos momentos y los malos. Pero saben, son mas los buenos que los malos, asi que en el viaje me fui tranquilizando y  pensando en que todo lo que viene es terreno virgen, y saben. Me encanta volver a sentir ese miedo a lo desconocido, esa sensación de temor y emocion.

Me quede en un Hotel en Tuxtla Gutiérrez, fui por comida (comida chatarra que hacia tiempo no comia) y queria tomar una cerveza, pero a quien engaño, me caga la cerveza y su olor. Mejor compre un te helado y listo!

La foto principal de esta entrada es el papel tapiz de este hotel, pájaros en tierra, mmmh, me gusto.

Me la pase hablando con mi familia, que es chiquita, pero de la cual senti su amor, como nunca antes. 

Me voy a dormir tranquilo, sin dolor y esperando que mi ex, tambien tenga un buen sueño y este en paz.  No le deseo ningun mal, ninguno. 

Creo que la canción que mas se identifica con este dia, es “Let it happen” de Tame Impala.